Mejorando las competencias de una generación

Para los nacidos en la segunda mitad de los 70.

Sí hay talento. Si alguna vez ha existido una generación cuya vida personal, social y profesional, se ha caracterizado por el descubrimiento, el aprendizaje y el uso, de los denominados paquetes de ofimática, o lo que es lo mismo, el procesador de textos, la hoja de cálculo y la base de datos, entre otros, ésa ha sido la mía. Nacidos en la segunda mitad de los 70.

Vivimos la llegada del PC al hogar y, con él, todo un batiburrillo de herramientas que nos cambiaron la vida, no sólo a nivel familiar y personal, sino también a nivel formativo y profesional. Al contrario que los ‘Millennials’, nosotros éramos verdaderos ratones de biblioteca, usuarios del cuaderno a cuadros y el bolígrafo Bic, y aprendimos (¡Qué digo aprendimos!), nos transformamos en expertos en la elaboración documentos, informes y la compilación de datos de manera estructurada.

En la actualidad, muchos de nosotros somos usuarios del mismo software, en cualquiera de sus versiones (aquí también incluyo al ‘boli Bic’). Pero, es esa capacidad innata para trabajar, heredada de nuestras madres y padres, ligada a las destrezas adquiridas a base de buscar fuentes bibliográficas escritas en miles de fichas, la que nos permite adaptarnos con pasmosa facilidad a las mejoras que nos brinda la ciencia, para el desarrollo de nuestras competencias.

El rápido avance de la tecnología y, en concreto la Web 2.0, trae consigo magníficas oportunidades para optimizar el desempeño de nuestra tarea como profesionales, así como la oportunidad de mostrar al mundo, lo que somos capaces de hacer, buscar sinergias y generar nuevas formas de ser productivos.

En este sentido, permitidme que os hable de la ventajas de adaptar nuestra forma de trabajar a la tecnología Cloud (computación en la  nube o Cloud Computing), que nos permite acceder a la información, necesaria para desempeñar nuestra función en la empresa o en el proyecto en que nos encontremos inmersos (informes, documentos y bases de datos, entre otros) a tiempo real, veinticuatro horas al día, los siete días de la semana (24×7), y además, sin importar el soporte de acceso a la misma (ordenador, tablet o smartphone).

Una de las mejores pruebas, sino la mejor, es la posibilidad que nos brinda Google Docs, que ha eliminado por completo la obligatoriedad de adquirir una licencia (muy costosa, según qué software), en lo que respecta al uso de procesadores de texto, presentaciones, hojas de cálculo y formularios. Se trata de software libre hasta un rango de funcionalidades, que podremos ir incrementando de acuerdo a nuestra necesidades, con alguna opción de pago.

En el caso de las RRSS (Redes Sociales), a cuyo uso estamos acostumbrados (Facebook, Twitter, Instagram, Google+, etcétera), también existen variantes que mejorarán nuestras competencias. Así, un ejemplo lo encontramos en la red ‘Yammer’, que está enfocada a la optimización de los recursos humanos y de TI de la empresa, a través de la nube. Yammer es una red social corporativa propiedad de Microsoft, que permite interactuar entre los distintos departamentos del organigrama empresarial, permitiendo la creación de grupos, mensajería instantánea, feeds y microbloggings, entre otros. Asimismo, esta tecnología, es la aliada perfecta de la suite Office 365, también de Microsoft, que no es más que el paquete de herramientas Ms.Office, con el que llevamos toda la vida trabajando, pero instaladas en la nube. El cómputo de estas herramientas aportan libertad profesional, un entorno seguro (prevención de la pérdida de datos, fallos en el sistema, incompatibilidades, etc) frente a las desactualizaciones de un sólo ordenador personal, y mejoran, la rentabilidad, la productividad, la dirección y la gestión empresarial, tanto dentro como fuera de la segmento de acción de la misma. Estas plataformas son de pago, no obstante, tienen un excelente margen de calidad-precio.

Existen otras plataformas, en este caso gratuitas, que nos permiten ser más eficientes en el desempeño de nuestras funciones profesionales, como son Wiggio, una interesante herramienta en la que podemos crear proyectos en común y en red, tanto empresariales como estudiantiles, con características como la posibilidad de establecer encuentros grupales, el acceso a una aplicación de mensajería instantánea o tablón de comentarios; la aplicación web Prezi, que nos permite crear presentaciones muy atractivas, con una versión trial muy completa; o la base de recursos de Linkedin, SlideShare, en la que podemos encontrar muchísima información de todos los temas que imaginemos.

 

He elaborado (autor, Vicente Marrufo) este brevísimo artículo con la única intención de que sea compartido, de crear una red de conocimientos, de mejorar nuestras expectativas profesionales y, por supuesto, personales. Úsalo, edítalo y mejóralo, por favor, pero cita siempre la fuente original. ¡GRACIAS!

Los enlaces externos provienen de la insuperable labor de un grupo de profesionales que se dedican a compartir conocimiento, fomentando el Need to Know, tan necesario para que seamos cada construir compañías más lineales, basadas en el Learn to Work. En cuanto a las imágenes, la figura 1: Fichero, pertenece a una publicación de la Escuela de Estudios Superiores de Monterrey (México); figura 2: Google Docs, pertenece a los fantásticos equipos de Google+; la figura 3: RRSS, pertenece al empeño de Leo Rodríguez por fomentar el conocimiento compartido, a través de su blog en WordPress. A tod@s, mil gracias.