Mejorando las competencias de una generación

Para los nacidos en la segunda mitad de los 70.

Sí hay talento. Si alguna vez ha existido una generación cuya vida personal, social y profesional, se ha caracterizado por el descubrimiento, el aprendizaje y el uso, de los denominados paquetes de ofimática, o lo que es lo mismo, el procesador de textos, la hoja de cálculo y la base de datos, entre otros, ésa ha sido la mía. Nacidos en la segunda mitad de los 70.

Vivimos la llegada del PC al hogar y, con él, todo un batiburrillo de herramientas que nos cambiaron la vida, no sólo a nivel familiar y personal, sino también a nivel formativo y profesional. Al contrario que los ‘Millennials’, nosotros éramos verdaderos ratones de biblioteca, usuarios del cuaderno a cuadros y el bolígrafo Bic, y aprendimos (¡Qué digo aprendimos!), nos transformamos en expertos en la elaboración documentos, informes y la compilación de datos de manera estructurada.

En la actualidad, muchos de nosotros somos usuarios del mismo software, en cualquiera de sus versiones (aquí también incluyo al ‘boli Bic’). Pero, es esa capacidad innata para trabajar, heredada de nuestras madres y padres, ligada a las destrezas adquiridas a base de buscar fuentes bibliográficas escritas en miles de fichas, la que nos permite adaptarnos con pasmosa facilidad a las mejoras que nos brinda la ciencia, para el desarrollo de nuestras competencias.